Sobre el control de los medios de comunicación por los bancos y empresas

La Plataforma Stop Desahucios Albacete quiere denunciar ante la opinión pública cómo los bancos y grandes empresas de éste país controlan y manipulan a los periodistas y MCS a los que no sólo les cambian titulares entradillas o deciden eliminar la noticia o información en la que han trabajado sino que llegan a extorsionar, presionar y hasta despedir a quienes quieren -u osan- hacer el periodismo que les enseñaron en la universidad y que dignamente ya no pueden ejercer, si quieren comer o vivir de su trabajo.
Esto que no es nuevo y que bancos como el Popular o Santander, empresas como el corte Inglés o el mismo Opus Dei han practicado toda la vida, está llegando a unos extremos cotidianos más que preocupantes.
La semana pasada pudimos comprobarlo en propias carnes desde Stop Desahucios Albacete. Lanzamos una acción contra Globalcaja que se negaba a negociar unas refinanciaciones de dos albaceteños, dejando engordar su impagada deuda para presuntamente quedarse sus casas que ya pagadas tuvieron que hipotecar para pagar las deudas de un negocio que se les fue a pique.
A la convocatoria de los medios para informar de esta acción, para nada irrelevante en nuestra ciudad, que ademas de tener en plena calle ancha a 100 personas en la puerta de la entidad bancaria que tanto controla ya en nuestra región, no sólo no acudió ningún medio local, sino que algunos amigos se lamentaron de que, como en los viejos tiempos de la censura, era tontería intentarlo siquiera porque no saldría.
Claro que aquí hay que destacar una excepción, la de Albacete Capital que, gracias al buen y valiente hacer de Lourdes y Juan Pedro, no sólo estuvieron allí, sino que entrevistaron a sus protagonistas y pudieron informar del inicialmente buen resultado de la acción, al haberse comprometido desde la entidad bancaria a estudiar la propuesta que Stop Desahucios presentaba y aceptar nuestra mediación.
¿Por qué los medios de comunicación ya casi no atienden a las reivindicaciones de los movimientos sociales, sobre todo si son antisistema?
¿Es de recibo que los propios profesionales nos tengan que comentar en varias ocasiones las prohibiciones de su dirección de acudir a determinadas acciones?
¿Es tolerable que la propia banca -en el caso de stop desahucios- presione a los medios para evitar la promoción de nuestras acciones?
¿Es el nefasto gobierno y el propio estado quienes se hallan detrás de esta repentina fobia hacia todo lo reivindicativo y más si es de carácter social?
Juzguen Ustedes.

Titulo: Sobre el control de los medios de comunicación por los bancos y empresas
Lee la noticia en la fuente original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *