Maria nunca estuvo sola

En Guadalajara, diciembre de 2016

Hoy nos entusiasma compartir la felicidad que siente PAH Guadalajara porque el día 24 de noviembre de 2016 hemos visto ganada una batalla, aunque no la guerra. Aún queda mucho por hacer y luchar.

Hablamos de María Benítez, a la que BBVA  iba a quitar su casa por la deuda que quedó tras haber desahuciado anteriormente a su hijo Pedro.

Todas juntas luchamos para apoyar a María: encierros, manifestaciones, recogida de firmas, multa tras multa,…Hace ya casi cinco años llegó a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca una mujer rota de dolor por un desahucio inminente. Junto con María y PAH Guadalajara se volcaron todos los colectivos de la provincia y nuestras compahs de la PAH Corredor del Henares.

Pero siempre adelante, siempre con María. Sus “niños”, como ella nos llama, teníamos que defender y conseguir librarla de esta injusticia.

María, con sus 74 años, empezó a pelear sin descanso, apoyada siempre por la PAH, que la hizo sentirse fuerte para luchar.

Incluso el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, le concedió una entrevista, sólo a María, sin el apoyo de sus compahs de la PAH. María, asustada y nerviosa, quería pedirle que intercediera como Alcalde ante el BBVA. Tras su reunión, María salió del despacho, como dijo, “trasquilada, habiendo ido a por lana”. No había sentido más vergüenza en su vida que cuando escuchó los grandes “favores“ que le habían conseguido desde el ayuntamiento. A pesar, según el alcalde, de haber escogido el camino erróneo uniéndose a personas que la estaban utilizando para sus fines revolucionarios y alborotadores.

Mas María no se desanimó, al contrario, María decidió que, entonces, la PAH era su único apoyo y ayuda. Orgullosa ha participado en todas las acciones de Guadalajara, desahucios de Alcalá de Henares, manifestaciones en Madrid, Zaragoza y allí donde pudiera llegar. Siempre luchando.

María decidió barajar todas las opciones posibles. Acudió a la Oficina de Intermediación Hipotecaria de Guadalajara, donde encontró el apoyo de sus trabajadores Rafael y María Jesús. Aconsejados por la PAH, fueron trabajando en su caso. Uniendo fuerzas para conseguir la meta. Después de años de lucha y trabajo, mucho trabajo…

¡María ha quedado LIBRE de toda deuda, y su casa rescatada!

marianuncaestuvosola1

Desde la PAH animamos a seguir en la lucha. Con nuestra fuerza y unión se consigue ganar batallas y, algún día, el derecho fundamental a la vivienda

sisepuede


De cualquier comPAH… A MARÍA

encierro-bbva-1Sábado, 5 de enero de 2013. Medianoche. Más de veinte unidades de la UIP forman un muro. Delimitan la frontera entre el miedo y la solidaridad. María, nerviosa, lo recorre acompañada por dos compañeras de la PAH. Allí, al lado de los antidisturbios – curioso nombre –, María se muestra alterada, preocupada.

Alguien exclama: “¡Qué pequeña es!”.

Efectivamente,
María es pequeña, tan pequeña que obligó a la PAH a agrandar sus puertas y ventanas para que cupiese. Nos enseñó que no hay edad para la determinación, cuando lo que está en juego es el techo, la seguridad, los hijos, la vida.

María es roca, tanto como para no saber si llora o no de alegría cuando, por fin, ha ganado. Mientras siente – roca sensible – nítidamente en sus mejillas, las lágrimas de los demás.

María es sabia, capaz de distinguir a los que la condenan a la soledad de los que darán todo para que NUNCA ESTÉ SOLA.

Sabia roca pequeña, canto rodado.

HAS VENCIDO. 

Y nos maravilla…

La lucha de un icono para la PAH de Guadalajara, tras más de cuatro años, ha sido ganada.

Ha sido ganada recorriendo los espacios vacíos. Solicitudes, reclamaciones, denuncias, escritos, administraciones, instituciones. Los no-lugares, donde uno va a pedir ayuda y desaparece. Emplazamientos donde nadie nos oye y no se cansan en decirnos lo que “debamos hacer”: esperar y callar. Acatar esa ley que obstaculiza la solución – “en fin, así son las cosas y no se puede hacer nada” -. Ley preparada interesadamente por ellos para, precisamente, obstaculizar soluciones.

Ha sido ganada, tras cuatro años recorriendo los espacios llenos, los rincones vivos, donde la gente se mira – aún con miedo – y comprende que hace lo que debe, sin que nadie se lo diga. Dos ocupaciones y una campaña constante de presión – “María no está sola” – en la oficina del BBVA jalonaron estos cuatro años.

Concentraciones, recogidas de firmas, difusión pública. Porque la PAH asume, como movimiento social, con absoluta certeza, que si las instituciones no garantizan los derechos básicos, las personas tenemos la obligación ética de hacerlos efectivos. Con sus leyes y sin ellas.

Ha sido ganada a pesar del acoso a que fue sometida por parte del Gobierno Municipal, personificado en el sañudo Román – médico él –, que la aisló, en su despacho, de las compañeras de la PAH para que recapacitara, para hacerla ver con qué radicales violentos se juntaba, para recordarle los favores gracias al Ayuntamiento. ¿Gracias a él?

Ha sido ganada a pesar de la estigmatización permanente a la persona de María mediante vocingleros de las redes que le llamaban “la vieja que es utilizada por la PAH”. Un segundo de su vida contiene más humanidad que lo que cabe en todo su parloteo. María – necios – no implora vuestra lástima. Os muestra la ausencia de la vuestra.

Ha sido ganada a pesar de haber participado en “actos terroristas” como escraches y ocupaciones, en actos de desobediencia con la sencillez de quien hace lo que debe hacer por los demás.

La lucha ha sido dura, más de 50 mujeres y hombres (“sus niños” – y niñas – como dice ella) han sido represaliados por la defensa de su caso, por la defensa del más mínimo criterio de humanidad.

María es agradecida, por eso nos manda hacer público el reconocimiento a Mª Jesús Morales Simón y a Rafael Gonzalo Tierraseca, de la Oficina de Intermediación, los nombres de aquellas que en la administración hacen suyo el sufrimiento de los demás y trasgreden las fronteras de “lo que se puede hacer” para ir más allá.

María, sobre todo, es cuerpo. Cuerpo que ha sufrido durante más de cuatro años un dolor seco de lucha e impotencia entre la mirada prepotente, desdeñosa, insultante de tanto miserable. Es tan cuerpo que tras su victoria sintió, sobre todo, dolor en su pecho. ¡Cuánto sufrimiento no albergaría ese cuerpo!

María, vieja, respira, no estás sola.

NO OLVIDAMOS.

¡SI SE PUEDE!

GUADALAJARA, Diciembre de 2016. Cuatro años después.

_bbva_5a079157
accion_bbva_maria
tomabbva_8347575414_o
tomabbva_8347561024_o
735638_4581740495668_2086764598_o
tomabbva_8347540820_o
8348497619_54d6e71c55_k
tomabbva_8348523273_o
tomabbva_8346526337_o
8485071553_d50c470225_k
a_1alnacyaav5ev
tomabbva_8346478345_o
encierro-bbva-1
tomabbva_8346420381_o
mega_5f29289a8876da5f255e48a913898942
tomabbva_8346482797_o
tomabbva_8349579660_o
antidisturbios-bbva-guadalajara-intentaba-desahucio_549255772_99663227_667x375
encierro-bbva-1
tomabbva_8346502103_o
tomabbva_8348516763_o
La plataforma Stop Desahucios (Guadalajara, España) se encierra
tomabbva_8348523741_o
8346471841_5c76ebd796_o

Titulo: Maria nunca estuvo sola
Lee la noticia en la fuente original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *